Optimizado para Google Chrome y Mozilla Firefox

Martes, 27 Junio 2017

facebook_bottom Twitter_bottom instagram_bottom2 youtube_bottom

Sexta temporada consecutiva sin que Unicaja pueda promocionar a Almería por Europa

 

El club anuncia que volverá a quedarse sin competición europea, en concreto la Copa CEV, en la próxima campaña 2017/2018, renuncia obligada ante la persistencia de la falta de apoyos públicos y privados

De nuevo España se queda sin ningún representante internacional tras los comunicados emitidos por Ca’n Ventura, CV Teruel y Ushuaïa Ibiza

Hace justo cinco años se produjo el primer anuncio de renuncia a jugar en Europa desde el Club Voleibol Unicaja Almería. El ser campeón o subcampeón no tiene la recompensa de poder medir fuerzas con los mejores equipos del continente, pero sin duda quien más pierde es la provincia al haberse quedado desde entonces sin una vía de promoción de gran importancia. Han pasado ya cinco temporadas, un lustro que se hará más largo aun al hacerse internamente las cuentas de cara a la próxima campaña y comprobar que es imposible aceptar el reto. “Sin las ayudas oportunas se hace inviable del todo nuestra participación en la Copa CEV, a la que tenemos derecho tras haber sido finalistas de la Superliga”.

Ramón Sedeño, presidente de la entidad ahorradora, lamenta “no poder darle a la provincia una publicidad de extraordinario alcance por todo el continente, pero sobre todo que ciertas empresas privadas cuyo mercado está en Europa, que exportan a todos sus países, no sean capaces de ver el retorno que obtendrían de una inversión de apoyo al club más laureado de España y uno de los grandes animadores de las competiciones europeas en pasadas participaciones”. Además, “actualmente es el único club almeriense que puede proporcionar esa ocasión, puesto que es el único en la máxima categoría nacional y único, claro está, que podía clasificarse para jugar en Europa, cosa que finalmente ha vuelto a hacer”.

La competición para la que se tiene pasaporte, aunque no se va a sellar otro año más, es la Copa Confederación Europea de Voleibol, conocida más popularmente como CEV Cup. Precisamente en ella llegó hasta la última Final Four, disputada en Atenas en 2009, cayendo en semifinales ante el potentísimo equipo ruso del Belogorie Belgorod, a la postre campeón tras vencer en la final a equipo local del Panathinaikos. Se plantó cara, se ganó un set, pero se cedió, como también en el intrascendente partido por el tercer y cuarto puesto frente al Bre Banca Cuneo. El haber estado entre los cuatro mejores de la competición “supuso un gran logro y supuso una excelente promoción de Almería”.

Sedeño admite que “nunca se ha ganado un título europeo”, pero recuerda que “el haber sido subcampeón de Europa en 1998 supo a gloria, porque se fue el primer equipo español en jugar la final de la Champions y se cedió frente a un presupuesto diez veces mayor, el del Casa Modena Unibon”. Siempre se ha hecho un gran papel y “se ha ganado el respeto de todos los clubes del viejo continente y sus federaciones tras 21 años consecutivos de batallas en todas y cada una de las competiciones”. Se debutó en octubre de 1991 bajo las órdenes de Antonino Conti precisamente en la CEV Cup, y se hizo con el buen tino de pasar la primera ronda: “Europa nos ha enseñado que no todo es ganar títulos”.

Ramón Sedeño se refiere a “muros derribados”, como esa referida primera final de Champions para España o “haber sido el primer equipo de nuestro país en hacer doblar la rodilla a un italiano en competición oficial, el Jucker Petrarca Padova”. La temporada en la que se ha producido una apuesta clara por reconquistar el corazón de la gente, en la que se ha doblado el número de socios y en la que se ha establecido un vínculo directo con la mitad de la población de la provincia a través de campañas y acciones sociales, “es momento de recordar que pasaron nada menos que 21 años recorriendo Europa de norte a sur y de este a oeste, y que en cuatro ocasiones Almería se ha metido en la Final Four”.

Uniendo una cosa y la otra, “la afición creciente y los logros conseguidos con tesón y profesionalidad”, Ramón Sedeño quiere dejar claro que “jugar competición europea no es una petición de algo aislado que llamamos club, puesto que el club se ve formado también por el público que acude al Moisés Ruiz y por todos los ciudadanos que desean y se alegran de los triunfos de Unicaja”. El presidente de los blanquiverdes tiene claro el apoyo social: “Nos llegan permanente los deseos de que luchemos en Europa llevando el nombre de Almería, y nos vemos muy frustrados de no poder satisfacerlos por no contar con los recursos económicos suficientes que nos garanticen dejar a nuestra provincia en lo más alto posible”.

La decisión drástica de 2012 sigue vigente, “la misma que se han visto obligados a seguir, lamentablemente, tanto Ca’n Ventura, como CV Teruel, como Ushuaïa Ibiza”. Esto invita a “una reflexión profunda sobre el voleibol español”, y lo dice el club que ha sido parte de todas las competiciones creadas por la Confederación Europea: CEV, Champions, Recopa, Top Teams Cup, Challenge Cup y Challenge Round. “El voleibol es un gran escaparate en Europa, mercado potencial de la provincia y de sus principales empresas, pero no se quiere ver”, asevera Sedeño, que al mismo tiempo expresa el deseo de “que se escuche a la calle, que quiere a equipos de Almería ‘europeos’, el que sea, y esa opción es la que ofrece Unicaja”.

 

Colaboradores

hla_mediterraneo diario_de_almeria godeporte halcon_viajes Hotel_avenida ideal jgonzalez Imprenta_M3 ortopedia_oliva qvision r_pino ranyel Alcazaba_Resonancia